ACLARANDO

3 julio 2010

1970: Un día de campaña electoral en Quintana Roo

El 16 de febrero de 1970, el candidato presidencial del PRI, Luis Echeverria Alvarez, llegó a Quintana Roo. El 21 de febrero, último día en el entonces territorio de Quintana Roo, recorrió el norte.  El día lo comenzó en Cozumel y lo termino al anochecer en Nuevo X-Can en el limite con Yucatán, posteriormente fue a Valladolid, Yucatán. 

Me pareció interesante esta crónica por dos aspectos el histórico y porque era el día señalado para mostrarle el avance de los trabajos recién iniciados del nuevo centro turístico, pero el candidato llego retrasado a Puerto Juárez lo que impidió la visita. 

Adicionalmente, con la fecha exacta de la visita se aclara que el puente Calinda todavía no estaba construido, como comúnmente se cree, por lo tanto decir que se hizo especialmente para él y que no lo utilizó por no haber ido, no tiene sentido, porque aunque hubiera ido el puente no estaba construido. Fue la idea original pero el tiempo no alcanzo para construirlo. (Ver: Los puentes de la zona hotelera de la Revista Pioneros)

El 21 de febrero de 1970. Echeverria llegó a Puerto Juárez a media tarde, antes, alrededor de la 1:30, había estado en Puerto Morelos. En puerto Juárez comió y después partió  rumbo a Valladolid, Yucatán a donde llego en la noche. 

Luis Echeverria Alvarez. Presidente de México 1970-1976.

El sábado 21 de Feb. concluyo la gira del Lic. Echeverria por el territorio de Quintana Roo y dio principio su visita a la última entidad federativa comprendida en la segunda etapa de la campaña electoral.  

Antes, el candidato del PRI abandonó la isla de Cozumel y, en avión, fue a Tulum, en la tierra firme. Desde luego recorrió la zona arqueológica; comprobó el enorme atractivo turístico de la misma, y escuchó una denuncia contra el saqueo de piezas prehispánicas que se realiza por falta de vigilancia y protección. 

Sobre la marcha, de paso, el Lic Echeverria recibió el saludo de los habitantes de Xel-Ha y de Akumal. Llegado a Playa del Carmen, a la bienvenida popular siguió un mitin en el curso del cual el Profr Roger Palacios Pérez,  portavoz de la comunidad, declaró su adhesión al candidato revolucionario, que ‘felicitó a hombres, mujeres y niños porque viven días de intenso progreso y los exhortó, a la sombra de la escuela rural federal Niños Héroes, donde se efectuaba la asamblea, al trabajo y al estudio. 

Se hizo alto más tarde, en Puerto Morelos, lugar llano con un caserío que se antoja escaso. La gente había levantado una plataforma adornada con hojas de palma, frente al mar y al lado de unas palmeras, y esperaba. Cuando apareció el lic. Echeverria, cundió el júbilo y se produjeron manifestaciones de simpatía y apoyo. José Renán Mendoza, durante el mitin, dijo que los quintanarroenses aspiran a que el territorio sea estado; que sus coterráneos desean que el puerto local sea de altura, para enviar por ahí el chicle a los demás países del mundo; que han estado atentos al curso de la gira, y que piden seguridad social, industrialización, una carretera, servicio telegráfico, un edificio para la capitanía de puerto y otro para la subdelegación gubernamental, un cine y una caseta telefónica. 

A su vez, el candidato del PRI hizo la consideración de que ese estar atentos al curso de la gira demuestra que los mexicanos, independientemente de las grandes distancias físicas que los separan, viven más unidos cada día en las convicciones cívicas que se cifran en la Revolución Mexicana y la Constitución de 1917, y auguró días mejores para Quintana Roo. 

En cuanto terminó la reunión, el lic. Echeverria se dirigió al muelle, que soportó un trafico intenso entre 1909 y 1936, pues era punto de paso obligado para el chicle, el palo de tinte y los durmientes que se exportaban. Así lo informó el ciudadano Joaquin Zetina y Leasca, el cual agregó que a la decadencia del comercio se sumo la destrucción de las instalaciones portuarias por efecto de un ciclón, en Sept de 1968. En tanto hablaba el informante, el candidato derramaba su vista sobre la torre del faro que , apenas se sostiene en pie, y sobre los deterioros reparables e irreparables del muelle.   

A renglón seguido, el Lic. Echeverría se encaminó al caserío. Invitado para ello por el subdelegado, abrió una llave e inauguró así una toma de agua potable. Era la 1:30 pm. El liquido cayó en la jarra que una campesina sostenía y el candidato, al probar el agua la paladeó y dijo: “Está muy buena.” Supo entonces que proviene del subsuelo, a una profundidad de cuatro o cinco metros, y que el poblado tiene otras cinco tomas. 

Volvió al camino la caravana democrática del PRI. No tardó el Lie Echeverría en visitar la planta potabilizadora, instalada a la orilla de la carretera y que representa una inversión de $600000. 

Allí el Ing Javier Pérez le puso al corriente acerca de las obras que la Sría. de RR HH  (Secretaría de Recursos hidráulicos) lleva a cabo en el territorio y de que la planta – que llevaba sólo 20 días de funcionar- elimina en particular el exceso de carbonatos de calcio y abastece a 21 ejidos que antes utilizaban agua de lluvia depositada en aljibes. 

Precisó que Cozumel requiere abastecimiento para 60,000 personas, y que se examina la posibilidad de perforar pozos en la Isla. Por su parte, el candidato comentó que la falta de agua ha detenido el desarrollo industrial de Cozumel. 

Entró más tarde, el Lie Echeverría, a Puerto Juárez. El entusiasmo colectivo se prodigó en la recepción y en un mitin. Carlos Pacheco, portavoz de la comunidad, habló en un solar rodeado de palmeras y dijo que sus representados estaban resueltos a votar por el PRI en las elecciones de Jul próximo y a conquistar metas de progreso y bienestar. 

Abrazó simbólicamente a sus compatriotas de Puerto Juárez el candidato de la Revolución; elogió los avances alcanzados durante la administración del gobernador Rojo Gómez, y aseguró al pueblo que en Quintana Roo ya se ha encontrado el camino claro y seguro para el desarrollo económico y social.  

Era la hora de tomar alimentos y los vecinos agasajaron al candidato y los miembros de su comitiva. 

Reanudada la gira, el grupo viajero conoció las playas de San Joaquín y de paso, recibió el saludo cariñoso de los habitantes de Leona Vicario. Con posteridad, en Kantunilkin, el candidato del PRI se encontró con una muchedumbre que lo aclamaba desde la orilla de la carretera y que a continuación, en el parque público, llevó a cabo un mitin. Entonces Gaspar Magiar Canul ofreció al visitante principal la solidaridad de sus coterráneos y le solicitó ejido un camino vecinal, precios justos para el chicle y seguridad social. Invitado por el Lic. Echeverria, el gerente regional del Banco Agropecuario del Sureste, Emilio Romero, declaró que al día siguiente serian enviados los técnicos necesarios para estudiar las demandas de crédito acabadas de hacer, y resolverlas en plazo perentorio. A continuación el candidato de la revolución expresó al pueblo que se llevaba las impresiones más positivas de Quintana Roo; que el progreso de la entidad es incontenible y que reafirmaba su compromiso de servir a los quintanarroenses seguro de que acendrarán las cualidades que los caracterizan. Concluyó la visita con un recorrido por las instalaciones de la nueva industria manufacturera de artículos de madera y con el descubrimiento de una placa inaugural de la misma. 

Todavía estuvo el Lie Echeverría en Nuevo X-Can, en jurisdicción quintanarroense. Llegó cuando había oscurecido de manera que a la luz de unos focos que alumbraban un solar se efectuó un mitin. Manuel Ordaz hizo patente una vez más que los habitantes de Quintana Roo apoyan al candidato del PR1 y siguen paso a paso la exposición del pensamiento de dicho ciudadano; exaltó la obra del gobernador Rojo Gómez, y mencionó pormenorizadamente las aspiraciones urgentes de la comunidad. 

Resumió el candidato de la Revolución que su viaje por la selva, los mares y las islas de Quintana Roo había sido largo pero no fatigoso, viaje durante el cual había visto que los quintanarroenses no sólo quieren progresar sino que pueden progresar y están progresando; estableció que México entero no progresara sólidamente mientras las pequeñas comunidades no sean impulsadas al progreso; se manifestó complacido por el afán de progreso con que la Revolución ha dotado a todos los mexicanos y se despidió de los quintanarroenses con un abrazo al gobernador Rojo Gómez. 

Como lo dijo lo hizo. Sobre el templete dispuesto para la reunión los dos hombres se despidieron. 

Daban las 7:30 pm. Todo ello ocurría en los limites con Yucatán. 

Mientras se retiraban los invitados especiales a la gira por Quintana Roo, el gobernador yucateco, Carlos Loret de Mola, recibió cordialmente al Lie Echeverría.

 

Publicado en el semanario EL Tiempo el 2 de marzo de 1970. 

 

 ***

También, podría interesarte:

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: